jueves, 19 de julio de 2012

Escalada de calor

Ni con los más refinados métodos refrigerantes puede una escalar a gusto los días de ola de calor. Por mucho que me vaporice con mi inseparable fru-fru a pie de vía, es imposible no asarme mientras trepo, dudando de si poner más magnesio en mis manos o echarlo directamente en el sobaquillo.

Escalar con calor es un asco pero con más motivo aun si, encima, nos da por ir a sitios prohibidos durante la canícula. Es el caso de Tres Ponts, donde, cuando el calor aprieta, aparece una eficaz peluquera que te apunta insidiosamente con su secador más potente. Eso hasta las siete de la tarde, momento en que la peluquera se pira y entra una humedad aplastante que te hace boquear a partir de la primera chapa. Acabas la jornada hecha un pingo, sin yemas y deshidratada, pero con un gran peinado.

La intención era pasar tres días ahí, pero después de la primera sesión de estilismo en el averno, decidimos volver a casa. Ahí empezamos a enmendar nuestro error porque, y si miento que me corte el pelo la susodicha peluquera, Sant Llorenç del Munt es, de largo, el sitio más fresco de aquí a la China (entendiendo la China como Pirineos). Ayer mismo me ponía, emocionada, una manga larga mientras aseguraba.
Foto de un incendio cercano a Sabadell tomada desde el aireado sector de el Mur Blau. El fuego ha sido rápidamente extingido y hemos observado con todo detalle el cambio de corrientes de aire que, supongo, habrán ayudado a apagarlo.

La actualidad también está que arde: celebremos que, por fin, un medio escrito de gran difusión, y no estoy hablando del Qué me dices -aun no hemos llegado a tan alto nivel- sino de La Vanguardia, incluye noticias de escalada entre sus páginas.
Gran noticia de este, nuestro deporte, en La Vanguardia, 19-07-2012

El hecho de que el protagonista, con una gran soltura apreciable en la foto, ni se desabrochase la chaqueta, ni se quitase los zapatos para emular a spider-man en ese “gimnasio” escolar, da que pensar que no sea el real héroe en vez de un príncipe viejuno. A parte de preguntarnos por qué una noticia de tal calado no aparece en portada, poca cosa más se extrae de ella. Se puede apreciar que el verano no sólo ha llegado a las redacciones de los diarios, que desbordan de información apasionante, sino también a este blog, que se nutre de sus mejores reportajes. 

7 comentarios:

Fotoescalador dijo...

Me encanta la estetica de ese hombre escalando... Creo q voy a enviarle un mail para decirlede hacer unas fotillos, que espectaculares seran seguro ;)
Muy bueno Marieta...y q sepas que todos los parques de bomberos de Barcelona nos acordamos de ti cada manyana...jaja.
Besicos guapa!!

"PACA" dijo...

...i per que no l`has vist fent artifo,fliparíes!...

per la calor,l`escalada nocturna es una opció(la peluquera tanca a les nits)

"hace falta valor,ven a la escuela de calor"(tadio futura)

laconquista dijo...

Ya ves,un tipo elegante hasta escalando ji...Os encaro un glaciar de estos que abundan por aqui,a ver si os alivia esos calores que teneis y que derriten hasta en magnesio...Saludiños

Marieta dijo...

Carlos:ya te pasaré el contacto de tu tocayo Charles. Ah, y yo también me acuerdo de vosotros cada mañana jeje. Un beso!

Paca: carai! aquest home és sorprenent. I això de l'escalada nocturna és per plantejar-s'ho de debo i convertir-se en escalador-vampir. Una abraçada crack!!!

Conquistador: qué envidia por favor!!! disfrutalo tú que puedes :)

Esteve dijo...

¡¡Sant Llorenç es "the place"!! Aunque la próxima vez creo que será mejor ir directamente por Martorell y no por Organyà!

jclaramunt dijo...

Ara, arribar al paradís té el seu preu...30 minuts de pujada calorosa! alguns dies he arribat marejat ja que jo no estic dins de l'èlit bomberil. I aquesta gent està molt forta.

Salut Marieta!

Marieta dijo...

Esteve: sí, y en "the place" mejor llevar una manga larga, ¿o no? jejejeje

Jclaramunt: uf, doncs apa que jo... la pujada se'm fa molt dura quan fa calor, he d'anar refrescant-me i parant tota l'estona. Quan fa fresca sí que pujo bé, però, clar, a l'estiu i al migdia és poc sovint...