lunes, 22 de marzo de 2010

Examen de búlder

Tenía una profe de física que decía "A los que no estudiáis demasiado os va muy bien hacer exámenes, porque es durante estos cuando más os esforzáis y aprendéis". Y razón no le faltaba a la buena mujer -por aquella época no me parecía tan buena- porque con la tensión del momento y sin posible escapatoria, el examen se presentaba como el mejor ejercicio. Lo mismo me sucede con las competiciones de bloque, que no con las de cuerda.

Primer bloque de la final. Foto: Francesc.

Por mucho que entrene, la intensidad que empleo en los bloques de una competición está a años luz de la que invierto en el plafón: "jolines, qué bloque más duro me he inventado, me daré otro pie y también esa presa después de charlar de lo que he hecho durante el finde" mal, mal y MAL. Pero todo esto no es novedad sino al contrario, ya me sé el cuento, es parte de mi motivación para competir y luego intentar entrenar más duro. O sea, competir me motiva para entrenar y mejorar en roca y eso me motiva para competir para luego competir motivada. ¿Os ha quedado claro? Porque a mí no demasaido.
En esta primera compe, Campeonato de búlder de España, ni más ni menos, he conseguido mi objetivo, o como mínimo tengo unas agujetas que me impiden casi hasta quitarme el jersey con dignidad y eso, cosas más raras se han visto, me mola.

Tercer bloque de la final. Foto: Francesc.

La compe ha estado mucho mejor que la del año pasado. Por ejemplo, los bloque eran más adecuados para el nivel de la mayoría y la fecha era perfecta para no pasar calor. También he ejercido de oca -e incluso de pato en algún bloque-. Ya sabéis cómo ceban a las pobres ocas, pues conmigo hacen lo mismo aunque espero no tener el mismo final fatídico. A mediodía, para reponer fuerzas antes de la final, la dulce Helena me prepara una comida digna de El Bulli; después de la final, mi encantadora madre se saca un flan del bolso cual Mery Poppins, adivinando así mi deseo de zamparme un postre después de competir; y por la tarde, tras el episodio del flan, parto hacia Oliana, donde Esteve y Oriol –ya no tan dulces ni encantadores, pero mucho más cachas- me esperan con un plato (era una olla) de macarrones picantes, qué digo picantes, ¡ardientes! que devoro mientras les explico el día de competición.

Reencontrarme con las amigas y sentir que lo he hecho lo mejor que he podido son las dos cosas que hacen que me lleve un muy buen recuerdo de esta competición.

PD. Aquí hay un mini-vídeo que ha dirigido y realizado mi querida tía monja, Ida Lupita, a modo de resumen de mi actuación en la final.


8 comentarios:

Esteve Casas dijo...

Doy fe de las agujetas,

Durante todo el domingo se dedico a pasear, comer, mimar a Neula, y comer más.

Cualquiera va a copes viendo el estado en que uno queda.

Marieta dijo...

Eh! que vaig 'escalar' dos vies també...
I avui continuo menjant sense parar, el meu cos, definitivament, no és una màquina perfecte.

Anónimo dijo...

o sea que en vez de compes te fuiste de copes, jajaja vete al loro con los codos que de tanto levantar cristal se petan. BOWWWWWWWWWWWWWWUAAAAAA.
Semaforin.

Marieta dijo...

ktx, ni caso al primo que él sí que va taja, dice copes pero quiere decir...qué coño, quiere decir copes! en fin, petons!

;)

Francesc dijo...

Doy fe del hambre, y, del agotamiento, supongo que por la combinación de esfuerzo físico y tensión nerviosa.
En cambio Neula debe sentirse la más feliz del mundo, pues para ella, descartando la comida, los mimos son vitales.
En fin, que por muchos años puedas aguantar este tute.
Besos.

Antonio dijo...

Ya se sabe, la justicia esta por los suelos, y no digo mas, solo que los jueces que te puntuaron tienen que darse una vueltecita por vision lab.
Corto y cierro.

Marieta dijo...

Francesc: buffff, de momento no se si lo aguanto demasiado bien el tute, sobrevivo que ya es mucho. Petons i gràcies per les fotos!

Antonio: joer, ¿pero por ver de más o de menos? Como no lo se te diré como funciona la puntuación de estas compes: gana el que coge el Top con menos intentos. Aunque subas mcuho en muchos bloques, si no coges el Top no sirve de nada. En mi caso creo que no se equivocaron; realicé 2 Tops y 3 Bonus -podría haber tenido un cuarto bonus, pero eso ya es a criterio del juez y no implica cambio en el ranking final-. El caso es que yo les enseñaba billetes de 10 euros que llevaba escondidos en la bolsa de magnesio, pero na, no se dejaban untar...
Un saludo ;)

pedrogata.blogspot.com dijo...

Oh!!!! puedo dejar un comentario y mira que les estube rezando a la desespera a los angelillos de la iglesia de mi pueblo para que me enseñaran el camino,aunque debo de confesar que eso de la verificacion va a ser tarea ardua.
Bueno,algo encantador y que me fascino fu el zapateo que te marcastes al comienzo del segundo bloque,no es que fuese muy ortodoxo si no que temi que con tu fuerza hicieras añicos el plafon.Sigue asi que te ganaras un puesto entre las estrellas.