lunes, 23 de julio de 2007

Relatos Veraniegos: de lycra me gustan más

Después de morir de aburrimiento con la soporífera literatura barata de Marieta he decidido volver a hacer otra intervención estelar. Alguien debe sacar a flote el blog y ese alguien soy yo.
Durante mi primer verano de vida canina sucedieron muchas cosas interesantes, como por ejemplo cuando descubrí el agradable sabor de las salamandras momificadas o cuando me di cuenta de que sumergida en el barro se pasa mucho menos calor, pero mi preferida es la historia que os narraré a continuación.


Fuimos a pasar unos cuantos días a Rodellar que, como ya sabéis, es uno de mis lugares favoritos porque lo paso genial nadando en cada poza que se me cruza en el camino. Uno de esos días, después de pasar la mañana en algún sector polvoriento, decidimos ir a descansar a “Maldita Codicia”.
Recuerdo que ese día era especialmente caluroso y que durante las horas caniculares tan solo se oía el cri-cri de los grillos. Supongo que por ese motivo Esteve decidió darse un baño. Como mucha de la gente que baja a remojarse al Mascún, Esteve escogió la modalidad de baño al natural, o sea, en pelota picada. Yo, que todo me ilusiona sobremanera, me emocioné al verlo brincar descalzo en el agua y chapoteando alegremente. De repente, como poseída por un espíritu maligno, comencé a ladrar y a correr con furia saliendo y entrando del agua. No se en que momento cogí los calzoncillos de Esteve ni tampoco recuerdo porqué los sumergí en el agua y hui corriendo con ellos. Lo que sí tengo grabado a fuego es lo bien que lo pasé jugando al pilla-pilla con Marieta, se lo debía pasar en grande porque casi no podía ni perseguirme del ataque de risa que tenía. Mientras yo corría frenéticamente, entre gente haciendo la siesta, con los calzoncillos mojados entre mis fauces y Marieta intentaba atraparme sin mucho éxito, Esteve quería también ser partícipe del divertido juego. El pobrecillo avisaba “Que voy, que voy ¿pero qué coño hacéis?” pero Marieta, envidiosa, no le dejaba y le reñía: “¡NO VENGAS! que aquí hay un montón de gente que te conoce, tú espérate ahí”. Solo ella se lo quería pasar bien y por eso al final solté los calzoncillos de marras y me fui a jugar con un pastor alemán.


Aquí dejo este documento gráfico del fatídico momento en que Esteve cuelga los calzoncillos de un arbusto.

8 comentarios:

Grace dijo...

Jejejejeje, bueno para las amigas habra foto sin pajarito no??? que la censura franquista ya paso jijijiji

Esta Neula!!!! jajajajaja.

Un besote super Marieta!!!! Estas buenisima (ahora ya sabes quien soy) Esteve no pienses mal que tu te emborrachas en la autocaravana con mi rubiales jejejeje

Marieta dijo...

juajuajuajajajjajaja
hola guapiiiiii!!! Que be que hagis escrit...Jo crec que l'Esteve no tindrà cap problema en ensenyar el que calgui...
A veure si hi ha sort al finde i ens ho ensenya, jejejeje
Un petonaAaaaaAaaaaaaaaas :*

Esteve Casas dijo...

Hombre,

Con alguna birra de más todo es negociable y custa menos.

Lo que se podría hacer es convocar un baño nudista de escaladores/as en las pozas de rodellar.

Lotut dijo...

Hola Marieeet!!!

Quines fotos més maques al flickr!!!!
Tú i el Macau conjuntats, genials!!!

Un petonàs!!!!

Mar dijo...

Ai que era jo, la Mar! No sé pq surt Lotut com nom meu...
Crec que ara sortirà bé...

Txomo dijo...

Juer cuanto exhibicionismo :D

creo que usamos el mismo bañador :_D

Marieta dijo...

Txomo:jejejejeje
Mar: noia! quina ilu llegir-te, fa molt que no ens veiem...:( Per cert, el Macau i jo ja vem planejar lo d'anar conjuntats: samarreta clara, pantalons foscos i barba d'una setmana...
;)

Annie7@ dijo...

JAJAJA,...vaya aventurillas, eh? Neula queremos leer el Chapter 2!! Ja has fet l'estrena Petzl??
Mira't aquesta dire: http://annie-moon.blogspot.com -->stic molt aburrida a la feina!!